martes, 5 de septiembre de 2006

Elano, Kaká, el humor escatológico y la tentación del chiste fácil

Sobre todo eso (y también sobre el nuevo apodo de Lionel Messi: el "Bombón" [?]) versa el artículo basado en un texto que pensaba escribir para el blog pero que apareció publicado en Clarín.com. Es algo así como la versión lúdica de mí mismo, riéndome pero haciéndome el que no me río de los chistes malos que tanto me divierten. Léanlo bajo su exclusiva responsabilidad.

2 comentarios:

Ramiro dijo...

Pronto se viene la bandera Perdón Cristian por el affaire Riquelme pre mundial... Por lo menos te vengaste en las páginas de Clarin.com.
Abrazo de Gol (de Elano)...

Cristian Vazquez dijo...

Entre los varios mails que recibí por la nota (hubo varios enviados por brasileños), uno de ellos hablaba de Riquelme. El servidor de mail de la persona que lo mandó es del Conicet. Dice así:

No te olvidés que Riquelme SIEMPRE fue lento. Aunque con ese andar se las arregló para comandar a Boca y ganar muchísimos titulos nacionales e internacionales. Ya se sabe cómo es no lo vamos a descubrir ahora. Lástima que jugando para la selección todo lo que ocurra con ella: lo malo, lo bueno o lo regular es esclusivamente "culpa" de Román.

Y los demás habilidosos incluyendo a Abbondanzieri (que ayer se comió unos goles increíbles), acaso, ¿se salvan de las malas y regulares y son los únicos artífices de las buenas?

¿Por qué será que los medios extranjeros hablan tan bien de él y por aquí no? ¿Por qué Lampart en pleno mundial, como lo atestiguó la Fifa en su sitio, dijo que era el mejor jugador del mundo? ¿Será que a los europeos nos les interesa que juegue lento sino que les importa más el resultado final que obtienen los equipos en los que juega? ¿Desde cuándo nos preocupa tanto que el 10 "vuele" por la cancha? ¿Los otros 10, Maradona, Leo Rodríguez, Gallardo, Orteguita, Verón, etc., también volaban?

Tal vez los fanas de River, sus más incansables detractores, además de impactar en su contra en las encuestas, tienen también inferencia en los comentarios periodísticos. En definitiva, ayer la selección perdió por culpa suya, y en cuanto no lo pongan más la celeste y blanca va a brillar como nunca antes...


A lo que yo le respondí:

No creo que todo lo malo que le pase a la selección sea culpa de Riquelme. Simplemente que no me gusta cómo juega. Que haya ganado cosas con Boca no significa que sea el jugador adecuado para conducir a la selección argentina.

Siempre consideré que Riquelme siempre fue lento, que arruina muchas posibilidades de ataque del equipo. Respeto la opinión de Lampart y de todos los demás que dicen que es un gran jugador. Yo no lo comparto. Desde hace bastante tiempo que vengo afirmando que no juega bien, que no quiero que juegue en mi equipo; ahora, si se quiere, es “políticamente correcto” decirlo; pero le aseguro que yo lo decía ya hace varios años, y eso me valió que muchos me tildaran de “picapedrero” y otros similares. Nada más lejos de mí.

No hace falta que el 10 de la selección vuele, sino sólo que juegue a la misma velocidad que el resto.

Y le evito el trabajo de la sospecha: sí, soy hincha de River, y –como creo que dejé claro– sí, soy un incansable detractor de Riquelme.

Saludos,
Cristian


Hoy sólo me agradeció que le haya respondido.

Cualquier cosa, Ramiro, te lo mando así le explicás vos también.