domingo, 28 de enero de 2007

No quiero enterarme de nada hoy, así es el calor...

Este blog estará cerrado por vacaciones durante dos semanas.

Me propuse que mis vacaciones fueran totales, es decir, desenchufarme totalmente de internet desde el último viernes de trabajo hasta el lunes de reincoporarme a mis tareas. Pero lo veo difícil, sobre todo porque este lunes sale la nota por el aniversario de la muerte de Osvaldo Soriano, en la que trabajé bastante en los últimos días, y es probable que le quiera echar un vistazo. Para verla el lunes, pueden hacer click acá. Si lo hacen ahora, accederán a un adelanto exclusivo, aunque un poco desprolijo.

Como despedida, una canción de Andrés Calamaro en Los Abuelos de la Nada que habla bastante de mí en este momento y de lo que seré en los próximos días.



¡Hasta mi vuelta!

5 comentarios:

Betania dijo...

Buenas, pasando a devolver su post. Llegué aquí por casualidad búscando alguna curiosidad sobre Andrés Calamaro aunque creo que no era lo que buscaba me quedé leyendo igual.
Unas buenas vacaciones siempre vienen bien, anduve visitando el link del Sr Osvaldo Soriano, interesante creo que no conocía nada de él.
Muy buen tema de Los Abuelos, me gusta mucho la música del Sr Calamaro, sin ser fanática o por lo menos eso creo :D
Bueno creo que ya escribí más de lo que dice tu nota jijiji así que me despido. Un gusto :)

Christian Libonatti dijo...

Me encantó tu nota en Clarin.com. Primero rescato que hayas mostrado esa parte del gordo. La que contó en los Cuentos de los Años Felices, su infancia. Lo que contó en las recopilaciones de sus crónicas sobre su inicio en Buenos Aires. Y principalmente sus amigos. Fontanarrosa, Bayer. Odio siempre la opinión de esos elitistas de la lengua castellana que no quisieron o no pudieron entender al Gordo. Que era popular, y que eso no es malo sino beneficioso para el lector que tanto lo quiso. Hay una relación con el que lee sus libros que casi nadie tuvo. Un amor a primera vista, o primera leida.
Y lo que dijo la mujer que era amiga de la infancia es excelente. Leí Rosebud y escucharla a ella es una parte más de la literatura de Soriano. Un complemento.

Muy bueno!!

Fedush dijo...

Cristian aún no entiendo porque no tienes ni un voto en los premios. Tu blog es muy bueno y sobre todo los temas que tocas. Veo que sos periodista, al igual que yo. Aunque tu ya tienes un camino hecho y yo recién empiezo. Desde ahora seguiré tus artículos en Clarín. Mi sueño de chico era trabajar en "el gran diario argentino", pero por causas conocidas nos tuvimos que venir toda la familia para España. Ahora desde Málaga y recien licenciado, intento ampliar mi experiencia. Te mereces esas vacaciones. Hace dos años y medio que no voy a Argentina. Creo que ya es hora de volver. Me encantaría conocer el Clarín por dentro. Si me das la oportunidad, estaré encantado. Un saludo grande.
Te invito a conocer mi blog. Si te gusta apoyame en los 20 Blogs: http://fedush.blogspot.com/

Santiago dijo...

Muy buena la nota...

Saludos

bren y Pol dijo...

Buenas, buenas.. tenemos la suerte de tener a Marta como profesora, y les podemos asegurar que de la misma manera con la que se inspiró para escribir la nota de Clrin.com da clases en el Instituto de Periodismo en Bahia Blanca.
cada jornada que compartimos con ella nos aporta un monton de elementos que van por fuera de la materia que ella dicta. Marta es una de esas personas que siente pasion por el periodismo, por la tarea que desarrolla, y sin duda, una gran admiradora de Soriano.

Pablo V. y Brenda A.