miércoles, 2 de mayo de 2007

La carta en la que Bryce no habla del plagio

Semanas atrás, Alfredo Bryce Echenique fue acusado por reiterados casos de plagio en artículos publicados en el diario Peruano "El Comercio". El escándalo cobró dimensiones mayúsculas por las pruebas que parecen condenarlo irremediablemente, más allá de sus (endebles) justificaciones.

Hace algunos días me enviaron una carta que el escritor mandó a algunos medios acerca del tema. La copio aquí. Saquen ustedes sus conclusiones.

Lima, 12 de abril de 2007
SEÑOR DIRECTOR
EL PAÍS
MADRID.

Señor Director,

Realmente le agradeceré mucho publicar esta carta.

Créame, Señor Director, que en los 40 años que llevo escribiendo no sólo libros de ficción sino también crónicas de viajes, reportajes, y simples artículos de prensa –como miembro durante casi dos décadas y hasta hace muy poco de la sección “Grandes Firmas”, de la Agencia EFE, mis artículos llegaron a ser publicados hasta en 46 diarios y revistas de ambos lados del Atlántico-, jamás nadie en ninguna parte les ha puesto un solo “pero” a esos textos, y mucho menos se ha dudado de su autoría.

Pero sucede que hace poco, y de golpe, en Lima, me he visto envuelto en acusaciones de plagio provenientes en su origen de un solo diario y de una sola persona, y llenos de una violencia y un odio que sorprenderían al más curtido, lo cual no sólo me ha causado un daño moral y hasta físico, del cual recién empiezo a reponerme, en un lugar apartado de la ciudad de Lima, sino que durante varios días me ha dejado realmente paralizado. Sólo la inmensa solidaridad que me ha mostrado la gente, pública y privadamente (y entre estas gente por supuesto que incluyo a connotados periodistas y escritores), me ha ayudado a capear un temporal en el que por encima de todo me encontré sumamente perdido, desconcertado, y literalmente postrado hasta hace apenas un par de días.

Por supuesto que es muy difícil defenderse de una campaña montada contra uno con tanto tiempo, pericia, y, hasta diría, con minucia y paciencia, y más aún estando yo lejos mi despacho y de mis archivos, que se encuentran ambos en Barcelona, ciudad en la que resido varios meses al año.

Pero sí quisiera referirle el hecho de que esta campaña se ha dirigido también contra otro escritor, muy amigo mío y de muy bien ganado prestigio internacional, en otro diario de Lima, sin que nadie haya podido encontrarle más razón que la de tratarse de una nueva y muy similar campaña de desprestigio personal, pues las acusaciones de plagio, en ambos casos, se asemejan como dos gotas de agua.

Sin embargo, ha sido tan sólo mi caso el que ha llegado a los diarios extranjeros y por ello también le agradezco mucho que me dé esta oportunidad no sólo de hacerle un recuento de los hechos, tal como los he vivido yo, sino también de hacerle los comentarios anteriormente expuestos.

Muy atentamente,

Alfredo Bryce Echenique
D.N.I. 441.82. 441-Q

2 comentarios:

http://jose-saramago.blogspot.com/ dijo...

Los invito a leer humorísticos "REFRANES SOBRE PLAGIO", cliqueando sobre ídem.

defensor de bryce dijo...

El viejo Bryce estará viejo y chocheando. Seguramente fue culpable, pero me cuesta discutirlo, por el sencillo hecho de que escribió novelas magníficas como La amigdalitis de Tarzan y Un mundo para Julius.

Además es autor de un cuento memorable, tremendamente gracioso y profundamente triste al mismo tiempo. Se llama "Muerte de Sevilla en Madrid". Ese tipo de prosa es imposible que haya sido plagiada de otro lado.

Saludos