lunes, 17 de marzo de 2008

¿Qué es escribir bien? (2)

Una profesora de literatura lee mi libro y luego me hace algunos comentarios. Me dice que “está muy bien escrito”, que “la estructura narrativa es exacta”, porque incluye “prolepsis, analepsis, relatos enmarcados”. Menciona uno de esos relatos, que le “pareció una historia muy tierna”, y algunas escenas que, según su apreciación, están “llenas de ternura”. Yo alguna vez había sabido el significado de palabras como prolepsis y analepsis, pero luego lo olvidé.

Pero a esta profesora de literatura mi libro no le gustó. Dice que de un texto literario ella espera “un lenguaje simbólico que hable por sí solo y trascienda el literal”, y que en mi relato encontró un lenguaje “muy literal, muy llano y directo”. También me señaló como un defecto la abundancia de verbos en pretérito perfecto simple (problema que atribuyó a un posible vicio de mi formación como periodista), y también que los personajes no están bien definidos y que no hay un buen uso de los recursos retóricos, “narrar con metonimias, metáforas, sin explicar mucho”.

Yo le dije que el lenguaje llano y directo es una búsqueda adrede, que yo no lo veo como un defecto sino como una virtud. De hecho, en la contratapa dice —y es algo así como un elogio— que “con un lenguaje directo, Cristian Vazquez construye un relato…”

De ahí surgió toda esta idea de posts: porque después de esa charla me quedé preguntándome qué es escribir bien.



Ver: ¿Qué es escribir bien? (1)

--

8 comentarios:

Sergio San Juan dijo...

Perdón, pero tu profesora me da mucha risa. ¡Qué fácil es ser crítico del trabajo de los demás!

Cristian Vazquez dijo...

Sergio, quedate tranquilo que no es mi profesora, sólo una profesora. Igual, tu comentario vale...

Anónimo dijo...

Toda crítica, buena o mala, postula una concepción de la literatura. En este caso es una crítica válida y académica y "escribir bien" en dicha concepción tiene determinadas características más o menos estables para un conjunto de tipos que adscriben a ella.
Hace un tiempo yo deseaba participar de análisis de ese tipo pero lo he abandonado en virtud de lo que, para mí, es el buen gusto.
Para mí, Cristian es un escritor encantador, no tierno sino reflexivo y, lo que es mejor, anfitrión del maravilloso ejercicio del pensar. Es decir, nos invita a su mesa, compartiendo su literatura y su fina percepción de la fantadianeidad, horrible e impronunciable neologismo hace segundos concebido. Puedo pedirle más a un académico, pero Cristian es un escritor-amigo, un escritor generoso.
Octavio

Anónimo dijo...

Supongo que a esta profesora de literatura le debe gustar la manera de narrar de García Márquez. Bien, Gabo llenó páginas en pretérito perfecto simple, en narración.
En descripción usó el pretérito perfecto indicativo y pluscuamperfecto. No inteto decir que quien escriba de esta manera tenga asegurado un premio literario, sólo digo que es natural el uso del pretérito perfecto simple.
Ejemplos hay de sobra, no sólo con Gabo, sino con grandes autores de latinoamérica. Un buen relato -pienso en Cortázar, Di Benedetto, Hemingway, Salinger- está más allá del verbo.


Fer.

Cristian Vazquez dijo...

Octavio: muchas gracias por tus palabras.

Fer: coincido con todo lo que decís.

Anónimo dijo...

De mi más humilde y mayor consideración, debo decir que todos los comentarios están impregnados de camaradería subjetivista. Una crítica constructiva debe ser tomada como crìtica en sí.
Sin entrar en un relativismo absoluto, habrá gente que disfrute de la narrativa del Sr. Vazquez y gente que no.
PD: "su blog sufre una pandemia de yoyeos".
Mara

Cristian Vazquez dijo...

Mara: si los comentarios están impregnados de camaradería subjetivista es porque quienes comentan son mis amigos, y si quienes comentan son mis amigos es porque son los únicos que visitan este blog (aunque a la persona que firma como "Fer" creo que no la conozco). Eso no significa que la crítica no se tome como crítica. Por eso la palabra "pandemia" me suena un poco grande para este espacio... Me encantaría que llegara hasta aquí mucha gente, pero en general la gente se abstiene de leerme con gran efectividad. Gracias por comentar, Mara, y ojalá usted pudiera leer mi obrita y decirme qué le parece.

Anónimo dijo...

Con muchísimo respeto hacia Mara, y a pesar de lo que parezca, no creo ni haber desvirtuado la crítica de la profesora a la que alude Cristian, ni hice un comentario de amigo. Acaso erróneamente, pero luego de una lectura sobre la obra en cuestión, dije lo que pensaba desde mi perspectiva de la literatura, que no es académica por ejercicio de mi voluntad. Cuando hablo de escritor amigo, no me refiero a que sea mi amigo sino a la generosidad inclusiva de su relato que nos invita a reflexionar sin limitaciones intelectuales y que apunta, a mi entender, a hacer partícipe a cada cual desde su competencia lectora particular.
Cuando digo "puedo pedirle más a un académico", me refiero a más prolepsis y analepsis y cosas por el estilo que no descarto como importantes pero que no forman, ni deseo que formen, parte de mi mundo. No invalido tal crítica y creo que es Cristian quien debe sopesarla en base a los resultados que desea lograr.
Finalmente, "escribir bien", a mi parecer no es un concepto consensuable, salvo en específicas agrupaciones, las cuales al intentar homologarlo no hacen otra cosa que burocratizar la literatura.
Octavio Anónimo