viernes, 4 de abril de 2008

Dos horas

En una charla con un amigo, a eso de las dos de la mañana, caminando por las oscuras calles de Varela, surge la vieja cuestión de qué harías si de pronto supieras que en un par de horas se termina el mundo. Digo:

-Creo que no tengo muchas dudas: yo tendría sexo.

-Sí -me responde mi amigo-, el sexo es lo primero en lo que uno piensa, pero ponele que ahora mismo nos dijeran que el fin del mundo es dentro de dos horas.

-Tenés razón. Yo me iría con mi familia a pasar las últimas dos horas con ellos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

ejem....

Anónimo dijo...

El ejem es de la pucelana, que espera que no se acabe el mundo en estos días...

;)

Cristian Vazquez dijo...

Yo también espero que el mundo no se acabe en estos días, pucelanita...