viernes, 11 de julio de 2008

En un video (1)

La verdad, dudé mucho de si poner este video en el blog. Más aún: dudé mucho de decirle a alguien de su existencia. Por un lado me gustaba la idea, pero también me daba vergüenza. Me siento un poco estúpido, o tal vez más que un poco. Pero bueno, uno no tiene que avergonzarse de lo que hace; en todo caso, tiene que evitar hacerlo. Así que poner este video en el blog es como hacerme cargo de lo que hice.

Iba caminando junto a Mónica por el Fnac que está en el centro comercial de San Sebastián de los Reyes, al norte de Madrid. Y una empleada nos propuso participar en un concurso: prestarnos para hacer un video en el que dijéramos alguna "curiosidad" (término amplio), y así participar de un concurso. Pusimos buena voluntad, pero en un primer momento no se nos ocurrió qué podíamos llegar a decir, así que le dijimos que daríamos una vuelta y pensaríamos qué decir, y luego haríamos el video. La empleada nos dijo que estaba bien.

La cuestión fue que nos dimos esa vuelta y seguíamos sin saber qué decir. Entonces decidimos escaparnos sin hacer nada... y sin que la empleada nos viera. Pero cuando encarábamos hacia la puerta, ¿quién estaba ahí, a mitad del pasillo? La empleada, por supuesto. Y ya le habíamos dado nuestra palabra. El resultado fue esto:



Bueno, la cuestión es que si nos votan podemos ganar uno de los fabulosos premios que regala Fnac. ¿Dónde votar y ver los premios y todo eso? En el sitio de la campaña: Agita tu curiosidad. El enlace directo a nuestro video es éste.

El "(1)" del título del post es porque dentro de unos días subiré otro video en el que también participé. Pero de ese no puedo adelantar nada por ahora.

1 comentario:

Palbo dijo...

¿Vos te acordás de tu vida antes de nacer?

No.

¿Vos te acordás del momento en el que naciste? ¿Te acordás del momento en el que empezaste a vivir?

No me acuerdo, ¿será que la transición del olvido a la consciencia es algo paulatino?

¿No será que cuando mueras va a ser igual?

Todo el mundo se acuerda de su primer recuerdo.

Si no, no sería el primer recuerdo.