domingo, 31 de agosto de 2008

Calamaro en Valladolid

Anoche estuve en el recital que Andrés Calamaro brindó en Valladolid. Estuvo muy bueno. Andrés estuvo súper activo en el escenario, y repasó al principio muchas de las canciones de su último disco, La lengua popular, y luego hizo un recorrido por algunos de sus éxitos (que son, de más está decirlo, muchísimos).

Me gustaron mucho algunas versiones, como las de Elvis está vivo, Jugar con fuego y El día de la mujer mundial. No faltaron temas que ya son clásicos, como Sin documentos, Flaca, Loco, A los ojos y Estadio Azteca. Y el tango también tuvo su espacio, con Los mareados. Antes del tango anunció que tomaría "mate amargo, que endulza la garganta", y luego pudimos verlo sobre el escenario con un hermoso mate en la mano, esa bebida que los españoles no logran entender.

Había muchísima gente con camisetas de Argentina, así como remeras de Calamaro y otras insignias criollas.

Aquí, algunas escenas de la fiesta (estas fotos son de Elena Parrilla):



Esta es mi entrada (las siguientes fotos son mías):

Este es el lugar donde fue el concierto: el Polideportivo Pisuerga, de esta hermosa ciudad que es Valladolid. Precisamente el baterista de la banda que acompaña a Calamaro en esta gira española es oriundo de este lugar.

Esta es la cola que se formó porque también en España hay cosas mal organizadas. Anunciaron que las puertas se abrirían a las 20, y recién lo hicieron cerca de las 22, hora pautada para el inicio del concierto. Calamaro empezó con una hora de retraso.

Y yo junto a los carteles que anunciaban el recital en las calles vallisoletanas (la foto la hizo Mónica):

2 comentarios:

Ezequiel dijo...

Perruno, supongo que el baterista habrá sido el Niño, que ya acompaña a Calamaro hace un buen tiempo y estuvo por acá por Buenos Aires en sus conciertos. Y creo (estoy casi seguro) que es de Valladolid.

Cristian Vazquez dijo...

Precisamente, Eze, así lo presentó: el Niño. Y la gente lo aplaudió mucho. Yo no sabía de su existencia.