jueves, 30 de octubre de 2008

Un puño apretado

Desde hace varias semanas, venía con la idea de “festejar” este cumpleaños de Maradona con un post que recordara el gol a los ingleses, el segundo, el de la corrida memorable, barrilete cósmico, de qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés. Sobre todo, porque no hace mucho que descubrí en YouTube el video con el relato de Víctor Hugo Morales, quizá el relato de un gol más famoso del fútbol mundial (por ejemplo, el último lanzamiento publicitario del banco Caja Madrid es el “Depósito Barrilete Cósmico”):



... y descubrí también que en la entrada “Diego Maradona” de la Wikipedia está la transcripción completa de ese relato:

No me imaginaba, por supuesto, que llegada esta fecha el Diego iba a ser el flamante DT de la selección argentina. Un chico inglés con el que juego al fútbol los miércoles me preguntaba ayer si estaba contento con la designación del Diez, y le conté que durante el día había leído un post que transmitía muy bien mis sensaciones y sentimientos. Ese post, que habla de las dudas que en principio puede generar la llegada del Diego a la selección, termina diciendo:

No me importa el resultado, creo que el mayor creador de magia debería tener una oportunidad. Aunque más no sea por sus fintas, por sus lágrimas, por su transpiración y por los colores. Porque cuando no lo dejaron jugar un amistoso contra un seleccionado jujeño en un potrero lleno de vidrios rompió todas las vitrinas de Barcelona a patadas. Prefiero perder una copa con la remera tatuada en la piel que ganarla con una Selección nacional que no representa a nadie. Todos saben que prefería a otros, pero por una ridícula convicción y por el sólo argumento de una gambeta que emocionaba, creo que tenemos que pensar en 2014 sabiendo que en el 2010 si no hay copa, al menos hubo un acto de justicia.

Y porque con un par de gritos, podrá motivar al máximo a todos los que vengan de ser estrellas en sus equipos y parezcan no tener tantas ganas de jugar con la albiceleste. Y porque conoce mejor que nadie los vestuarios, y siempre fue de frente, y por eso evitará las camarillas y las sectorizaciones internas. Y porque si otros tuvieron su oportunidad y les fue mal, ¿por qué no darle la oportunidad de que le vaya mal también al Diego? Si no gana, habrá sido sólo uno más. Y si gana, será aún más D10S de lo que ya es.

Por todo eso, Diegote, feliz cumple. Felices 48. Y ojalá que vuelvas a lograr que el país sea un puño apretado gritando por Argentina.

1 comentario:

Sunya dijo...

Hoy me sentí PADRE (con extraño orgullo) por primera vez. Senté a mi hijo de 6 años a mi lado y le mostré el video que ha publicado el Caballero en su blog. Se lo mostré muchas veces y le explicaba lo que, a mi entender, cada movimiento, cada palabra significaba. No creo que me haya entendido demasiado, creo que este tipo de 35 años le hablaba en realidad a aquel chico de 13 que era testigo inconsciente de lo más grande que paría el fútbol del mundo.
Ayer escuchaba a dos señoras en el supermercado burlarse de las debilidades de Maradona y sentí un secreto odio por ellas, de ese que, los dioses saben, ya casi nada me hace sentir.