sábado, 31 de mayo de 2008

Los radiocines de Dolina, un tesoro extraordinario

El blogger Náufrago Nocturno deja un comentario en un viejo post mío e invita a visitar su espacio: "Radiocines del Ángel Gris". Y es, sí, un blog donde recopila grabaciones de los "radiocines" que el Negro Dolina hacía en La venganza será terrible los viernes a la noche. Los archivos se pueden escuchar de la web y también descargarse en mp3.

Le agradezco infinitamente a Náufrago Nocturno por esta tarea de rescatar y difundir aquellas obritas maravillosas, y por habérmelo hecho saber. Ojalá ustedes lo disfruten tanto como yo.

viernes, 30 de mayo de 2008

Usos y husos

Hay cosas muy locas que me están pasando con el tema de cambio de horarios y de costumbres.

Primero fue adaptarme a las cinco horas de diferencia entre la Argentina y España. Casi doce horas de vuelo y llegar a España con sueño y las 2.30 en mi reloj pero que ya eran las 7.30 y amanecer aquí. Al día siguiente, dormir de un tirón hasta las 3 de la tarde (que en mi reloj interno eran las 10), y la noche del día siguiente en vela hasta las 7 de la mañana. Eso fue al principio. Ahora ya estoy más ordenado.

Bueno, ordenado es un decir. Resulta que aquí, con el cambio de hora, oscurece después de las 10 de la noche. Y cuando tengo la sensación de que son las seis de la tarde ya son como las ocho, y cuando termino de tomar mate y pienso qué me haré de cenar dentro de un buen rato cuando cene, resulta que ya son pasadas las 22...

Pero lo más curioso de todo es convivir a la distancia con mi Argentina con un horario tan cambiado. Porque cinco horas se notan bastante. Para llamar a mi casa tengo que esperar a que acá sea la 1 para que allá sea un horario razonable, las 8. Pongo la radio por internet y escucho a Víctor Hugo y vivo la mañana argentina en mi tarde española. Me voy a dormir y todavía falta un montón para que allá se jueguen los partidos nocturnos. El domingo me quedé hasta las 2 para ver cómo terminaba Estudiantes-Independiente.

Y dentro de esas curiosidades, lo más curioso de todo me pasó esta mañana. A eso de las 9 puse la radio y escuché un rato de uno de esos programas que pasan a la madrugada, cuando los únicos que escuchan la radio son los insomnes, los obsesos y los camioneros. Y me sirvió para comprender del todo (una vez más) cuánto estamos acostumbrados a relacionar cosas: en este caso, ese tipo de programas con un momento del día, o mejor, con lo que uno estuvo haciendo alguna vez en ese momento del día y, mientras, escuchaba uno de esos programas. En el que escuché hoy, un hombre le explicaba a la locutora cómo todos vamos a volver un día al paraíso terrenal que en un principio habitaron Adán y Eva, conviviendo con todos los animales, que por entonces eran mansitos. Todos, toditos.

Hijos de Fierro

Interesante nota la de la contratapa de Página/12 de hoy. Es un análisis sobre el Martín Fierro y la sociedad argentina, a partir de que se agotó la edición de la película Los hijos de Fierro, que vino con el diario el domingo. Para leerla y meditarla un rato.




jueves, 29 de mayo de 2008

Dominios

Hoy termina la subasta por el dominio de internet America.com. Según las informaciones que leí por ahí, su precio estimado estaba entre 3 y 7 millones de dólares, aunque muchos afirmaban que podía superar el récord del dominio Sex.com, que se vendió años atrás en más de 12 millones de los verdes.

Más allá de quién se quede con esa dirección, dato que poco alterará mi vida, la noticia me recordó un cuento breve que leí hace unos meses. Se llama "El dominio" y es de Fernando Iwasaki, escritor peruano a quien entrevisté para la Revista Teína. Como lo hace la buena literatura, leer este cuento sí me alteró la vida: la hizo un poco más agradable.

Aquí lo comparto: El dominio.

Cuando descubrí que el dominio www.infierno.com no estaba registrado, pensé que había cometido algún error. Sin embargo, al teclear de nuevo la dirección comprobé que era verdad: no le pertenecía a nadie. Y así, por una suma insignificante me hice con el dominio del infierno.

No había terminado de crear los contenidos del infierno cuando ya la página tenía cientos de miles de visitas y un número semejante de solicitudes de correos electrónicos con el nombre del usuario más @infierno.com. En menos de una semana las multinacionales más poderosas me ofrecieron su publicidad y miles de portales de todo el mundo crearon enlaces directos con mi web, que según los mejores buscadores ya era uno de los diez sitios más visitados del ciberespacio. En medio de aquella orgía de éxitos recibí una oferta millonaria por mi página y la vendí sin pestañear, porque el dinero me interesaba mucho más que el dominio del infierno.

Desde que hice aquel negocio no he dejado de viajar y de gozar por todos mis orificios, pero he entrado al cibercafé de un hotel caribeño para visitar el infierno y el programa me dice que esa dirección no existe. Tecleo de nuevo www.infierno.com y la respuesta es la misma. Muerto de risa vuelvo a solicitar el dominio del infierno, preguntándome si la página la habrían comprado los jesuitas o los del Opus. No obstante, al día siguiente recibí un correo que me dejó perplejo: "Estimado cliente, de acuerdo con nuestros archivos su alma ya forma parte de nuestra base de datos. Reciba un cordial saludo".

El nombre del remitente era inverosímil.


Del libro Ajuar funerario, Editorial Páginas de Espuma, Madrid, 2004, pp. 108-109.

miércoles, 28 de mayo de 2008

Las mujeres leen best sellers,
los hombres diarios gratuitos

-¿Viste que la gente acá lee muchísimos best sellers? -le dije a un amigo argentino que está viviendo desde hace unos meses en Madrid.

-Sí, mucho -me respondió, pero especificó:- las mujeres leen best sellers, los hombres diarios gratuitos.

-Ah, no había notado esa distinción -le dije.

Tiene razón. En Madrid hay cuatro diarios gratuitos: 20 Minutos, ADN, Qué y Metro. Lo común al viajar en Metro es que la mayoría de la gente vaya leyendo. Y se puede notar esa mayoría: las mujeres leen best sellers y los hombres diarios gratuitos.

Más tarde mi amigo me comentó que no entiende el fenómeno Ruiz Zafón. Yo le conté que leí La sombra del viento y que es una basura de 500 páginas. Y que hace unos días vi una edición del libro que incluye un CD con la banda de sonido de la novela (sí, no hay ninguna película, es la banda de sonido del libro) compuesta por el propio autor. Mi amigo no lo sabía. Nos reímos juntos un rato.

martes, 27 de mayo de 2008

Támesis y Otros Cuentos, disponible en internet

Mi libro Támesis y Otros Cuentos, editado meses atrás por la Editorial de la Universidad Nacional de La Plata, ya se puede descargar de internet. Gratis, por supuesto. Y aunque leer de la pantalla es un poco incómodo para la mayoría, que la obra sea breve ayuda a que se la pueda seguir en PDF sin problemas.

Se puede acceder a la nouvelle a través de dos sitios. Uno es Bubok, el portal sobre el que escribí un artículo para Clarín.com. Este portal ofrece, además de la descarga gratuita del PDF, la posibilidad de solicitar una copia impresa del libro, con un costo de 5,52 euros. Para ir a la página, click aquí.

El otro lugar de donde descargarlo es el sitio del Sedici (Servicio de Difusión de la Creación Intelectual) de la UNLP. Se puede ir a la página del libro o bajarlo directamente en este link.

Y por otra parte, el libro está a la venta en dos librerías de Florencio Varela: El Aleph (Monteagudo 256, entre Mitre y Sallarés) y Viceversa (San Martín 3024, entre Sallarés y San Juan). El precio, la cada vez más módica suma de 10 pesos.

lunes, 26 de mayo de 2008

Ariel Rot en Vallecas


El sábado a la noche estuve en un recital gratuito de Ariel Rot en Vallecas, barrio de mala fama del sur de Madrid. Estuvo muy bien, y me sorprendió que hubiera tan poca gente: no soy bueno para calcular cantidades, pero no seríamos más de 300 personas en un auditorio preparado para una concurrencia mucho mayor. El músico interpretó éxitos de Tequila y Los Rodríguez, entre ellos una buenísima versión en tango de "Mucho mejor".

viernes, 23 de mayo de 2008

Tren para todos

Ya publicamos aquí, hace muy poco, un texto en contra del gobierno que impulsa la construcción de un tren de alta velocidad que unirá cuatro ciudades: Buenos Aires, Rosario, Córdoba y Mar del Plata, cuando en el país los trenes están destruidos y usarlos se parece mucho al infierno.

Tren para Todos es una iniciativa que busca recolectar firmas (en internet y en papel) con el fin de obligar al congreso a tratar este tema. Es una necesidad que al menos se discuta la locura y la falta de respeto hacia millones de argentinos que significa esta obra. Hay que llegar a un millón de firmas para que el congreso deba tratarlo como una "iniciativa popular". De modo que lo que les pido es que firmen y que hagan todo lo posible por difundir esta campaña. Es casi un deber que nos debemos como argentinos, en contra de un gobierno corrupto que se enreda en sus propias mentiras y se sigue generando conflictos, dándole la espalda a la mayor parte de nuestro pueblo.

Link: Tren para Todos

miércoles, 21 de mayo de 2008

Uno de diez

Hoy es mi primer día hábil en Madrid desde mi nueva llegada. Hoy mismo hay en la Casa de América una conferencia del sociólogo francés Alain Touraine, que hablará sobre inmigración. El mail de invitación para la charla brinda algunos datos sobre el tema; entre ellos, que "la inmigración en España alcanza un 9,9% de la población total". Es decir, que uno de cada diez habitantes del país viene desde alguna otra parte.

Vamos a ver cómo sale todo. A ver si puedo sentirme uno de diez en más de un sentido.

lunes, 12 de mayo de 2008

Soy Número Bacon 4, ¿y vos?

1

Susana Giménez empezó hace unos días a promocionar el ciclo 2008 de su programa, y anuncia un juego en el que "no hay que ser un genio para participar" sino que "basta con saber de todo un poco". Una de las preguntas que pone como ejemplo es: "¿Cuántas películas recordás en las que haya trabajado Arnold Scharzenegger?".

Se lo comenté a unos amigos que no habían visto el comercial, y se nos dio por ponernos a enumerar películas que recordáramos en las que haya trabajado Scharzenegger. Contamos 11. Luego hablamos de Stallone (19), Bruce Willis (no recuerdo cuántas), Denzel Washington, Clive Owen, Tom Hanks, y así llegamos a Kevin Bacon. Pero no llegamos como se llega a uno más, sino convencidos de que recordaríamos de él muchas más que de cualquier otro.

Enumeramos:
-Ecos mortales.
-Río maldito.
-Río Místico.
-Criaturas salvajes.
-Hijos de la calle.
-El hombre invisible.
-El hombre del bosque.

Y hasta ahí llegamos. No se nos ocurrió ninguna más. "No puede ser", decíamos. Pero siguió sin ocurrírsenos ninguna otra. Al rato apareció una, que yo no conocía o no recordaba, de un grupo de amigos que jugaban a llevarse al borde la muerte.


2

¿Por qué estábamos convencidos de que conoceríamos más de Kevin Bacon que de cualquier otro? Porque desde hace ya mucho tiempo que existe un juego que, basado en la Teoría de los 6 Grados de Separación, consiste en buscar el Número Bacon, un índice de cuántos pasos hay entre un actor cualquiera y Kevin Bacon (entendiendo por paso el haber compartido reparto en alguna película con él).

Buscando datos para este post, me encuentro con este dato alucinante: de los 700.000 actores y actrices registrados en la Internet Movie Data Base (IMDB.com), sólo 13 necesitan 8 pasos para llegar a Kevin Bacon. Todos los demás necesitan entre 1 y 7. Esta info, junto con mucho más, está en este excelente post del blog El Pito Doble.

En fin, que fue la propia IMDB la que me ayudó a encontrar las otras decenas de películas en las que trabajó Kevin Bacon. Y descubro que trabajó en muchas pero no en grandes éxitos comerciales, lo cual dificulta que alguien como yo (aficionado al cine pero no cinéfilo) lo recuerde más. Aunque -diría Troy McClure- tal vez lo podría haber recordado por películas como Apollo 13, JFK y Footloose.

3

Lo más loco de todo: se me dio por buscar mi propio Número Bacon, como hizo el blogger de El Pito Doble, incluyendo programas de TV, ya que no trabajé en ninguna película. Y me encuentro con que ¡mi Número Bacon es 4! Yo participé hace unos años en el programa de TV de Susana Giménez. Susana Giménez participó en la película El Gran Robo, de 1968, en la que también trabajó Ann-Margret. Ann-Margret trabajó en la película The Santa Clause 3: The Escape Clause, de 2006, con Aisha Tyler. Y Aisha Tyler estuvo en Death Sentence, de 2007, con el amigo Kevin Bacon.

Qué emoción.

Busquen su propio Número Bacon aquí.

viernes, 9 de mayo de 2008

Mirar atrás

Nuevo post de mi autoría en el Chancho. Esta vez, sobre una de las mayores incógnitas del transporte público argentino: qué quiere decir el cartel que aparece en la puerta trasera de los colectivos, que dice "Mire atrás al bajar".

lunes, 5 de mayo de 2008

Libro sobre la historia de internet en España

Esta es la portada de 15 años de Internet. Anécdotas, experiencias y otros enredos, un libro que se publicará en breve en España. La obra es un proyecto de Ángel María Herrera, hacedor de Bubok, y está basada en entrevistas a más de 50 emprendedores y pioneras de la Web en ese país.

Yo trabajé en la elaboración del libro, que podrá conseguirse a través de Bubok.