martes, 14 de abril de 2009

Literatura ecuatoriana

Hace un par de meses, no recuerdo por qué, me puse a pensar en la literatura ecuatoriana: qué autor o autores provenientes de ese país conocía. No alguien a quien hubiera leído, sino al menos conocerlo, de nombre, de alguna referencia. Pero no conocía a nadie. No hubo ecuatorianos en el boom de los 60; no los hubo en McOndo, en los 90 [esto es erróneo: sí formó parte Leonardo Valencia de McOndo; gracias, Reygadas]; busqué el apartado de literatura ecuatoriana de la Wikipedia y no reconocí ningún nombre.

Casualmente, un par de semanas después me invitaron a la presentación de un libro de un autor ecuatoriano (que ya mencioné en un post, a cuento de otra cosa). Se trataba de Kazbek, de Leonardo Valencia, un narrador nacido en Guayaquil y afincado desde hace una década en Barcelona. Aquella vez lo acompañaron el colombiano Juan Sebastián Cárdenas y del peruano Jorge Eduardo Benavides.

Más allá de la novela que se presentaba, una obra que se mencionó mucho fue la novela anterior de Valencia, titulada El libro flotante de Caytran Dölphin. Me interesó mucho; la tomé de la biblioteca y la leí en estos días.

El libro flotante... me parece una excelente novela. Planteada desde un presente en el que casi toda Guayaquil ha quedado sumergida bajo las aguas tras una extraña inundación y el narrador cuenta su historia desde un pueblo italiano, la obra da constantes saltos temporales para referir la historia de varios personajes sobrevivientes de la catástrofe y que se ven unidos por un libro, del que queda sólo un ejemplar y que parece determinar y trazar los itinerarios de la vida de todos ellos.

Además, una cuestión interesante: el primer libro de Valencia fue una colección de relatos, titulada La luna nómada, que apareció por primera vez en 1995 y que desde entonces, en cada reedición, ha ido incorporando cuentos. Su autor la considera una "obra progresiva" y afirma que no publicará ningún otro libro de cuentos, sino que todos los cuentos que escriba de ahora en más los irá incorporando en sucesivas ediciones de La luna nómada.

El libro flotante de Caytran Dölphin también es (o fue) una obra progresiva. Cuando lo editó, la Editorial Funambulista habilitó una página web para que los lectores lo ampliaran con nuevos fragmentos del misterioso volumen de Caytran Dölphin... ¿Estarán impresos esos nuevos fragmentos cuando la novela se reedite en papel?

Dos datos, para cerrar. Uno: la próxima edición de la revista Teína incluirá una entrevista a Leonardo Valencia. Y dos: la edición de El libro flotante... de Funambulista se puede vender en cualquier lugar del mundo excepto en Ecuador. Esto es por decisión del propio Valencia. ¿El motivo? Funambulista no tiene buena distribución en ese país (no la tiene en general en América latina) y, en caso de que llegaran, por una simple cuestión de cambio monetario, el libro sería muy caro. Entonces el autor se reserva los derechos de publicación en Ecuador, para poder estar más cerca de los lectores de su país; de la, por llamarla de algún modo, literatura ecuatoriana.

3 comentarios:

Reygadas dijo...

El autor, Valencia, sí está incluido en McOndo. Y en otras más, como Líneas Aéreas pero como que es el secreto mejor escondido de la literatura ecuatoriana. el libro flotante y la luna son excelentes. No he leído Kasbek pero la buscaré.

Cristian Vazquez dijo...

Craso error de mi parte, Reygadas; muchas gracias por advertírmelo. Corregí el texto.

Solange Rodríguez dijo...

Yo soy ecuatoriana y hago literatura, es terrible la realidad que enfocas porque acá se elaboran textos excelentes pero no hay difusión interna o peor, exportación. Me queda decirte como testimonio, que en mi país hay muy buenos escritores, solamente que sucede lo mismo que en el boom, cae sobre ellos el silencio del desconocimiento.