miércoles, 15 de abril de 2009

Una lista desordenada e incompleta de momentos emotivos y brillantes

Últimamente esto del Facebook me hizo (creo que al igual que a mucha gente) pensar en algunas cuestiones, en particular esos tests y esas elecciones de "tus 5 equipos preferidos", "tus 5 jugadores", "tus 5 escritores", etc. Y la verdad que no soy una persona de hacerme listas ni ránkings personales. El otro día vi que alguien eligió sus 5 películas preferidas, y me puse a pensar qué pelis pondría yo. Y descubrí que no lo tengo claro.

Porque sí tengo claro que no pondría las películas que me parecen las mejores, sino las películas más significativas para mí. Se trata de eso: de una lista personal.

Anoche chateaba con el Fantasma de Belgrano (que fue tan amable de citarme en su concurrido blog) y hablábamos de este tema y le dije que, sin ninguna duda, Volver al futuro estaría en mi lista. Y se me ocurrió un listado desordenado e incompleto de momentos emotivos y brillantes -para mí, quizá sólo para mí- de historias de películas (y alguna serie metida por ahí). El listado fue el siguiente:

1) Cuando aparece el tipo del correo al final de Volver al futuro II y le da a Marty una carta que lo había estado esperando durante 70 años.

2) El final de la saga de Macross en Robotech (capítulo 36).

3) El final de Casablanca.

4) Cuando Renée Zellweger le dice a Tom Cruise: "me bastó con el hola" en Jerry Maguire.

5) El niño gritando "un carruomato vero" en La vida es bella.

6) Los primeros 25 minutos de Rescatando al soldado Ryan.

7) Cuando Forrest Gump le dice a su chica: "No soy muy inteligente, pero sé lo que es el amor".

8) Cuando Jigsaw se levanta al final de El juego del miedo 1.

9) El final de El cadáver de la novia.

10) Cuando pasan la película que filma Boris Karloff con Ed Wood en Ed Wood.

Seguro que después me acuerdo de más. Cuando me acuerde, los publico.

8 comentarios:

Verónica dijo...

Antes de que me lo olvide (pensé en esperar para comentar hasta que me acordara de más momentos, pero seguro que si no lo hago ahora, me olvido)me tomo el atrevimiento de añadir: la escena final de Cinema Paradiso en la que Toto (ya grande) mira la edición de besos; siempre que veo esa escena, lloro. El momento, en la peli "Los Puentes de Madison", en el que Clint Eastwood le dice a Meryl Streep: "este tipo de certezas se tiene una vez en la vida". La frase que Adam Sandler, en "Punch-Drunk Love", le dice a Emily Watson: "porque ya no quiero estar en ningún lugar del mundo en el que tú no estés". La escena de "I am Sam" en la que Sam y sus amigos le compran los zapatos a Lucy. La escena de la bolsa de plástico en "Belleza Americana". El final de "Hierro 3".

Al final sí me acordé de bastantes. Y no sigo, porque seguro que me pongo a llorar.

Cristian Vazquez dijo...

Claro que yo también fui recordando otras, sobre todo dos: 1) cuando en "Descubriendo a Forrester" Sean Connery se para frente a todos en la universidad y dice: "Soy William Forrester", y alza un brazo y señala una foto y agrega: "Ese que está ahí", y 2) cuando a la nena de "I am Sam" la presionan para que diga que su papá no la puede seguir criando porque no tiene lo que ella necesita, y ella responde luego de unos segundos: "All you need is love". Y me acordé ahora mismo de una tercera: el tango que baila Al Pacino con la chica rubia en "Perfume de mujer". Y una cuarta: la escena de "El Padrino" en que Michael Corleone mata a sus primeras víctimas, en el bar, con el revólver que había guardado en el baño...

Sunya dijo...

Cuando Marge le dice a Homero que quiere saber la verdad y él le responde: "¿La verdad? Tu no puedes manejar la verdad." Es mejor, incluso, que la secuencia fílmica a la que refiere.

Cristian Vazquez dijo...

Sunya, te pido perdón por la ignorancia. Esa escena de Los Simpson siempre me pareció muy graciosa pero no sabía a qué película remitía. Ahora, buscando en internet, me entero; y no vi la película, por eso no iba a dar nunca con la referencia si sólo apelaba a mi memoria.

Por lo demás, pensé en Los Simpson mientras escribía momentos, pero son tantos... que podría mencionar decenas, cientos, y no sé con cuáles quedarme. Se me ocurren, así, al vuelo: la irrupción de Cosme Fulanito, el capítulo en el que Homero viaja al pasado con una tostadora, cuando Homero se asusta de los perros jugando al póker, el capítulo del Hombre X, cuando Homero le pregunta al gordo de los cómics "¿puede darme dinero?", todo el capítulo en que Homero es artista (pero sobre todo cuando visita el museo y luego sueña y también parece que quisieran borrarlo pero en realidad son unos obreros que llevan un lápiz gigante), el capítulo de Los Borbotones (está lleno de guiños y genialidades), el capítulo en que descubren el final alternativo de Casablanca, la aparición del verdadero creador de Tommy y Daly que se queda con una fortuna y se hace una casa totalmente de oro, el capítulo en que una bruja le lee el futuro a Lisa (sobre todo cuando Bart dice "le hicimos una despedida de soltero a John", "le hice una despedida de soltero"... "fui a un cabaret"), la frase "A darle átomo" que dice Milhouse cuando encarna al Niño Fisión, Homero diciendo "no recuerdo haber dicho eso" cuando ve una foto familiar a la que Bart le agregó un globo de historieta, la foto de Bart agregada en la foto familiar luego de reconciliarse con Marge que se había enojado porque él se robó un videojuego, la vez en que Homero le dice a Apu que llegó tarde a la repartición de religiones, y esa otra en que le pregunta si le puede dar maní a su elefante-dios... Y sí, etcétera.

Ezequiel dijo...

Permiso, me sumo con algunas que me acuerdo: cuando Russell Crowe en Gladiador se saca el casco y enfrenta al emperador Cómodo, en medio de un Coliseo a punto de explotar, con estas palabras: "Mi nombre es Máximo Décimo Meridio, Comandante de los Ejércitos del Norte, General de la Legión Fenix, y leal servidor del verdadero emperador Marco Aurelio". O cuando Michael Corleone habla en Las Vegas con Fredo, su hermano, y le dice cómo va a hacer para comprarle el casino a Moe Green: "Le haré una oferta que no podrá rechazar". Y, obviamente, no puede faltar la seguidilla de escenas en las que Leonard Zelig (mister Woody Allen) aparece transformándose en cuanta persona tiene a su lado. Ya me iré acordando de otras...

Cristian Vazquez dijo...

Sumo y sigo: el final de "Atrapado sin salida" (o "Alguien voló sobre el nido del Cuco"), el mismo Jack Nicholson cuando no pisa los bordes de las baldosas en "Mejor, imposible", Jack Nicholson chupando en el bar imposible de "El resplandor", Gary Oldman encarnando a Beethoven en "La amada inmortal" cuando -ya totalmente sordo- se da vuelta y descubre cómo lo ovacionan al presentar su 9ª sinfonía, Norma Aleandro cuando en el final de "El hijo de la novia" reconoce a Eduardo Blanco como el amiguito de su hijo, Gema en uno de los últimos capítulos de "Vientos de agua" diciendo "yo no lloro, yo nunca lloro", el final de "Tiempos modernos" (y también la escena en la que Chaplin canta en ese idioma incomprensible), Homero Simpson imitando a Charlon Heston en el final de "El planeta de los simios", Homero Simpson no reconociéndose como Homero Thompson, los últimos minutos de "El curioso caso de Benjamin Button"...

El Fantasma de Belgrano dijo...

Cuando Jesse le dice a Celine en Antes del Atardecer "Ahora te veo y sé por qué escribí ese libro. Lo hice para encontrarte. Para que vinieras a una charla sobre mi libro en una librería de París y poder volver a verte"

Ezequiel dijo...

Sumo una que se me pasó, pero que es una de las mejores que vi: cuando Lowell Bergman (Al Pacino), director de 60 minutos, discute con los directores del programa que no quieren pasar la entrevista con Rusell Crowe en "El informante": "Salió en The New York Times, que no es precisamente un bastión del anticapitalismo norteamericano", les grita. Fantástico...