miércoles, 13 de mayo de 2009

Equivocarse feo

Leo Farinella es un periodista de Olé con cuyas opiniones suelo estar de acuerdo. Me parece un buen periodista, dentro del mediocre nivel que muestra muchas veces el periodismo deportivo (al menos en la Argentina). Sigue a River, por lo cual lo leo mucho. Casi todas las mañanas, una de mis lecturas son los artículos relacionados con River en Olé.

Ayer a la mañana, precisamente, había leído los textos relacionados con la supuesta bandera en contra de la dirigencia que se había visto en el Monumental el domingo, y que -según la versión de Olé de ayer- fue retirada antes del comienzo del partido. Había visto la tapa de Olé y había leído la frase: "Que la bandera que faltaba estaba y dejó de estar en la tribuna es irrefutable...".

Y a la tarde leí en eBlog la grosería que cometió el diario deportivo. Se comieron una imagen photoshopeada como chorlitos. ¿Le puede pasar a cualquiera? No sé. A mí me podría haber pasado, claro. Y no digo a mí en el blog: digo a mí si trabajara en Olé. Nadie puede sentirse exento de errores. Pero, bueno, si estás en Olé te tenés que bancar las consecuencias de mandarte una cagada como esta. Me imagino (trato de imaginarme) las sensaciones que habrán atravesado a Martín Blotto, el periodista que redactó el artículo: primero la incredulidad, después el desconcierto, después el tragame tierra...

En la edición de hoy, Leo Farinella se hace cargo del error, asume las culpas, dice que el de ayer fue el peor Olé de la historia. Y también lo dice otro artículo, sin firma, por medio del cual la redacción toda asume su vergüenza y pide disculpas.

Así como recordamos tantas tapas tan buenas de este periódico, también recordaremos la del 12 de mayo de 2009, cuando se les escapó la tortuga. Queda como un buen ejemplo de las cagadas que hay que evitar. Un buen ejemplo para mencionar en las clases de periodismo.

2 comentarios:

Arco dijo...

:: Kitty, esto se evita muy fácilmente, dejando de robar cosas de los blogs y pagando a periodistas y fotógrafos parta que cubran los eventos. Olé es de lo peor (según mi criterio); no puede ser que el diario deportivo más importante del país, no publique por ejemplo los resultados de varios partidos de la B nacional... Si si y no estoy hablando de un torneo regional, estoy hablando de la segunda categoría del fútbol argentino... Llenan páginas dedicadas al "Cabaret" y completan rincones con cosas deportivas.

Cristian Vazquez dijo...

Sí, Arco, totalmente de acuerdo. Lo malo es que no haya quién le haga competencia. Como son los únicos, hacen cualquier cosa.

Precisamente ahora que Midland salió campeón de la D, me acuerdo de aquella campaña que hizo creo en el 89/90, cuando batió el record argentino de partidos invicto (estuvo 50 sin perder), y yo lo seguía porque mi viejo creo que compraba Crónica, je je. Si en aquella época hubiera existido Olé, capaz que no le daban bola.

Y lo de cómo afanan en blogs y otras webs, es vergonzoso...