miércoles, 3 de junio de 2009

Cuántos libros leemos

Hace unos meses hablaba con un amigo en la Argentina con quien siempre conversamos de los libros que estamos leyendo y de los que hemos leído recientemente, nos hacemos comentarios, recomendaciones, etc. En esta ocasión surgió el tema de qué y cuántos libros leemos. Él me dijo que varias veces había planeado (y nunca lo había hecho) anotar los libros que iba leyendo, para llevar una cuenta. Yo le dije que precisamente un tiempito antes había comenzado a hacerlo, aquí mismo, en el blog. Es un recuadrito que está en la barra de la derecha, abajo. Las únicas personas de quienes me consta que leen tal sección son este amigo y mi hermano.

Hablando ese día de la cantidad de libros, le dije que también yo me preguntaba cuántos leíamos y cuántos equivalían a "muchos". Y le comenté mi referencia: Stephen King, en Mientras escribo -su libro mezcla de memorias y manual de escritura- dice que alguien que aspira a ser un escritor debe leer, al menos, unos 80 libros al año. ¿Y cuántos leía yo?

Es cierto, yo había empezado una lista de los libros que leía, pero esa lista no incluía fechas. No me servía para mucho en este sentido. Hasta que tuve una referencia, una fecha en concreto: la noche del 30 de noviembre del año pasado comencé a leer Manual de perdedores, de Juan Sasturain. Decidí entonces que cuando se cumplieran seis meses, esto es, a fin de mayo, contaría cuántos libros había leído durante el semestre.

Al aproximarse la fecha, tenía la sensación de que había superado ampliamente la cifra de 40, que se correspondía proporcionalmente con la indicada por King. Y yo mismo me rebajaba: es que hubo varios de poesía, que se leen más rápido, novelas cortas... Creo que esta fue una etapa muy fructífera para mí en cuanto a lecturas, una de las -en este sentido- más aprovechadas (por llamarlo de algún modo) de mi vida.

Y sin embargo, resulta que no llegué a esa marca. Los libros leídos durante estos seis meses suman 37. A razón de uno cada casi cinco días. Hubo libros de poemas y novelas cortas, sí, aunque también tochos de investigaciones periodísticas y novelas extensas. También cuentos. Y por supuesto, lecturas sueltas aquí y allá no consideradas en este recuento: aquí solo incluyo los libros leídos completos, de cabo a rabo.

¿Son muchos 37 libros en un semestre? Qué sé yo. Como todo: de según cómo se mire, todo depende.

2 comentarios:

Manuel Abacá dijo...

A mí se me ocurrió el mismo día que hice una lista con los libros que había comprado. Ahora me ocurre lo inverso. Sé los libros que he leído, el lugar y la fecha de inicio y fin. Y no sé cuántos libros tengo. ¿Será otra forma de medir lo que debe hacer un escritor el no saber cuántos libros tiene? Y no lo digo por mí que a lo máximo que aspiro es a ser ordenado.

Saludos.

Cristian Vazquez dijo...

Ja ja ja, quizá eso (no saber cuántos libros tiene) sea un objetivo de los aspirantes a escritores y los aspirantes a ordenados. Yo, por cierto, nunca los conté, y ahora que estoy lejos de la mayoría de ellos, se me haría imposible. Igual, como dijo alguien una vez: no leí todos los libros que tengo, pero los que tengo son mucho menos de los que he leído... Creo que por ahí pasa lo importante.

Saludos!